img-20161122-wa0011

Brazodemar en las Cylcon 2016

(por Pedro de Andrés)

f-o-cf

Todo era posible en la Convención de Castilla y León sobre Fantasía, CiFi y Terror que se celebraría en la Feria de Muestras de Valladolid. Había sido invitado por Ediciones Cívicas y allí me presenté al timón del Aurora Errante para firmar ejemplares de La balada de Brazodemar y compartir una mesa redonda con los escritores Joseba Paulorena (Paciente 101 y coautor de Las cosas son diferentes en Arkham) y David Calleja (Tiempo de duendes), presentados por el también escritor Miguel Jaén para debatir con los asistentes sobre el siempre apasionante tema de los límites de la Fantasía y la Ciencia Ficción. Partíamos en desventaja. Teníamos que competir con Gabriella Campbell y Jose Antonio Cotrina quienes presentaban su último trabajo en el más imponente escenario azul y no tuvimos tanto público como nos hubiera gustado. Aún así, el intercambio de opiniones fue enriquecedor y nos pasamos del tiempo establecido, aprovechando que era la última intervención antes del descanso para comer del domingo.

genero

Y
a el sábado habíamos disfrutado al asistir a diversos actos, como la charla de la autora de Ciencia Ficción Nieves Delgado quien rompió una complicada lanza a favor de la CiFi Hard o la animada presentación de Julia, la atrevida novela erótica de Victoria Broch (a.k.a. Fefa Martí Maldonado), escritora que jugaba en casa y pudo sentir el calor de sus seguidores.

Conocimos un poco a Javier Olivares, del Ministerio del Tiempo, paseamos entre los puestos para charlar con dibujantes, coleccionistas, autores y editoriales, compramos algunos libros (no tantos co
mo nos hubiera gustado, pero las maletas tienen sus límites) y hasta obtuvimos algunos ejemplares como premio en el sorteo final entre asistentes, invitados y colaboradores. También hubo lugar para la prestidigitación, el rol en vivo, los talleres e incluso para vestir la sobreveste de Ricardo Corazón de León de la mano de la asociación de recreación histórica ACH Torre del Homenaje.

No me olvido del recital de poesía que nos brindaron los miembros del grupo vallisoletano PerVersos, con poemas eróticos y mágicos y alguna que otra performance, al que se unieron entre otros, mediante un micro abierto, el siniestro relato de J. Paulorena (en la voz de Isa González) y el conocido y galardonado cuento erótico Un verano con olor a almendras de Lydia Cotallo (<3).

En definitiva, viejos y nuevos amigos, como las autoras Paula de Vera y Charo Cortés, Tere Oteo con quien comparto textos en varias antologías de la editorial Playa de Ákaba y a quien conocí durante la convención, personas, además de todas las mencionadas con anterioridad, que hicieron que el viaje mereciera la pena.

Solo me resta esperar que los nuevos lectores que Brazodemar encontró a orillas del Pisuerga hayan disfrutado de la experiencia como yo lo he hecho y nos veamos en 2017, convertido el festival en flamante Hispacon.

¡Hasta el año que viene, amigos!

img-20161115-wa0000cyl4i1 jul

Share Button