LEGIÓN y EL ALMA DEL EMPERADOR, BRANDON SANDERSON

 

legion_alma_emperadorEn la contraportada de “Legión y el alma del emperador” hay un párrafo que dice: <<Debería ser del agrado de las legiones de fans de Sanderson y también le hará ganar nuevos aficionados>>. Es la primera novela que leo de Brandon Sanderson, y estoy de acuerdo con lo expuesto.

 

Tuve la ocasión de conocerle en sus charlas en Avilés antes siquiera de haber leído nada suyo. Me sorprendió escucharle contar que había escrito “Legión” en un trayecto en avión y que su forma de trabajar es escribiendo varias novelas simultáneamente. El tío tiene hasta su propia Wikipedia donde consultar todo lo referente a sus obras. Por supuesto, es privada y a ella sólo tiene acceso él mismo, su editora y sus escribas.

 

Volviendo a la obra en cuestión y a nuestro autor, su estilo es directo y sencillo; aunque trate de temas abstractos y que requieran cierta comprensión, Sanderson emplea un lenguaje muy asimilable que hace fácil su lectura.

 

En esta obra se nos presentan dos relatos de distinto corte ambiental y de temáticas tan interesantes como diferentes. Ambos se leen de una sentada y te atrapan desde la primera línea.

 

“Legión” trata de una cámara de fotos capaz de tomar instantáneas del pasado, una especie de máquina del tiempo que ha sido robada y que debe ser recuperada. Y para ello está el protagonista, un personaje que sufre de un curioso trastorno disociativo de la personalidad y que está vinculado a alucinaciones. Su caso particular consiste en que, según necesite, crea individuos altamente cualificados en esas labores. Un ejemplo es cuando deben viajar a Israel y crea a una lingüista. Por supuesto, sus compañeros de viaje no pueden ver a la traductora producto de su imaginación, lo que ellos ven es a un genio chiflado con multitud de habilidades que aparecen de forma espontánea.

“El alma del emperador” tiene una ambientación fantástica, un mundo regido por unas pautas dinámicas que rayan la magia. En este caso, Sanderson nos describe un Imperio y la decadencia de la Corte, del intento de asesinato del emperador y cómo deben emplear el poder prohibido de los sellos del alma para curar su mente. Y de nuevo Sanderson nos presenta a un protagonista tan característico como humano, bien retratado y creíble. Ella es una falsificadora, una maestra en su oficio capaz de ver la esencia de los objetos, sus orígenes y aspiraciones, y con ello crear un sello que pueda alterar la materia de dicho objeto. Y en esto consistirá su trabajo, elaborar la que será su obra maestra: un sello que devuelva el alma al emperador.

Este libro me lo leí en dos cafés, en un hotel de Avilés y con la firma del autor en su interior. Ya he dicho que es el primero que leo de él, y ahora sé que no será el último.

J. Paulorena

 

Share Button