5 concurso jun 2017

II Concurso de Relatos Recitados JUNIO 2017

(por J. Paulorena)

El concurso de relatos de este mes de junio ha sido muy interesante, y comenzó antes siquiera del propio concurso.

Dos días antes habíamos estado en la Librería Joker para la presentación de El cuento de Dione, de David Calleja. Bajamos con los niños y allí estuvieron haciendo preguntas como unos campeones, pero esa es otra historia. La cuestión es que queríamos que bajaran con nosotros a Bilbao y a ellos no les apetecía nada. Estamos a finales de curso, el tiempo es pegajoso y, además, les dejamos jugar al ordenador cuando nos marchamos a hacer recados. Insistimos, sólo eran un par de horas, les dijimos. Pero para ellos, dos entra dentro de lo plural, donde dos comparte espacio con un millón. Pensé que no debíamos obligarles, si queremos que disfruten de los espacios literarios no debemos metérselos con un embudo. Habían estado en una presentación donde se lo habían pasado bien, era suficiente.

Bajamos con media hora de antelación porque habíamos quedado con Israel, recién llegado de vacaciones. Al lado de La Bolsa, Isa me señaló un bar con toda la barra llena de pintxos, yo le señalé el cartel de “Inauguración”. Allí nos cruzamos con Pedro de Andrés, Helena y Julen, que derivaban hacia el interior del local entre un maremagno de catadores. Y seguido llegó David, y Cristina

Pronto fue la hora y en un par de pasos llegamos a las puertas de La Bolsa, donde había gente que esperaba y otros que ya estaban arriba.

Nos reunimos unos cuantos, caras conocidas y otras nuevas. La gente charlaba alrededor de la mesa mientras preparábamos la reunión.

Yo pensaba en los que habían dicho que no podían asistir, reflexionaba que este concurso es un espacio donde las personas comparten su narrativa con total libertad, donde la única obligación es respetar las bases del concurso… pero ni siquiera las bases son rígidas.

Mientras rumiaba todo esto Isa dijo que sólo había tres micros. Varias voces propusieron otorgar un voto al mejor micro y mantener el voto a los dos mejores relatos. Se aceptó al momento y comenzó el concurso.

Esta escena había durado segundos. Los participantes habían cambiado las bases del concurso para adecuarse a las circunstancias. Se enlazaba con mi anterior reflexión: el concurso de microliteratura recitada no es de EC.O, nosotros sólo lo gestionamos. Este concurso os pertenece a vosotros, a los que venís y a los que no podéis venir, a los que vienen por primera vez y luego no vuelven y a los que regresan cuando les apetece.

Este concurso es un espacio abierto para todo el mundo, disfrutamos juntándonos porque es una cita mensual pero viene quien le apetece. Y poco a poco vamos siendo cada vez más.

También es cierto que estoy notando un aumento en la calidad de los relatos. Somos materia en bruto, pero nos vamos puliendo y revelamos alguna brillante arista que llama la atención. Hay que seguir trabajando en la presentación de la obra, que va a ser recitada en voz alta y en público.

Al terminar de recoger los votos, Salva comentó que era su cumpleaños y lanzó bombones por la larga mesa… y el muy bandido nos recordó el título de su relato.

Las votaciones dieron como ganadores a Juan Manuel Sánchez-Villoldo, con El astronauta, y a Salva Ramírez con Cumpleaños. Belén resultó finalista con su relato Meandros. Y el ganador de micros fue Ricardo Manzanaro con Insoportable.

Una tarde interesante, pintxos y bombones, personas y literatura.

Share Button